A cyclist wearing neon yellow socks adjusts their cleats.

¿Qué son las zapatillas para pedales automáticos?

Las zapatillas para pedales automáticos, las que se acoplan directamente a los pedales, suelen resultar algo complicadas al principio, pero ofrecen numerosas ventajas. Te permiten aprovechar toda tu potencia al máximo, para que no desperdicies ni un ápice. Sus suelas rígidas permiten transferir la energía que generas con las piernas directamente a la bicicleta. También permiten aprovechar al máximo cada golpe de pedal, incluyendo el pedaleo ascendente, ya que estás enganchado a los pedales. Una vez tienes la zapatilla acoplada al pedal, tienes más control sobre la bicicleta y los pies permanecen en una posición óptima en los pedales. De esta forma, podrás disfrutar de la ruta o centrarte en el entrenamiento, sin necesidad de reajustar la colocación de los pies después de varias pedaladas.

¿Hay alguna diferencia entre las zapatillas con calas y para pedales automáticos?

No. Los términos “con calas” y “automático” hacen referencia al mismo tipo de zapatilla, aquella que incorpora una cala en la suela para engancharse a los pedales. Las zapatillas con calas también se denominan para pedales automáticos, ya que no requieren el uso de rastrales, esas punteras que, en ocasiones, verás en los pedales de plataforma.

¿Cómo funcionan las zapatillas de ciclismo con calas?

Es importante saber cómo funcionan de forma conjunta las zapatillas y los pedales de ciclismo. En caso contrario, puedes equivocarte a la hora de comprar las piezas. Existen tres componentes principales en cualquier sistema automático: la suela, la cala y el pedal. Las suelas de las zapatillas con calas presentan un diseño con roscas específico compatible con calas específicas; normalmente calas de 2 ó 3 tornillos. Los pedales automáticos se han diseñado para ser compatibles con uno de estos patrones específicos. Es importante comprobar que todas las piezas tengan el mismo patrón (2 ó 3 tornillos). En caso contrario, no funcionarán conjuntamente.

Tipos de calas y pedales

La mayoría de las zapatillas y pedales automáticos están configuradas con sistemas de fijación de 2 ó 3 tornillos que utilizan tornillos hexagonales para enganchar las zapatillas a los pedales. Recuerda que las zapatillas, las calas y los pedales deben utilizar el mismo sistema con el mismo patrón de agujeros.

Sistema de 2 tornillos

Generalmente, este sistema también es conocido como SPD (Shimano Pedaling Dynamics). Las zapatillas con calas de 2 tornillos que no sobresalen de la suela permiten caminar y se usan para montaña. Estas calas son metálicas, por lo que tienden a durar mucho tiempo. Cuando nos referimos a las "calas para bicicletas de montaña" nos estamos refiriendo a las calas de 2 tornillos. También tienes la opción de comprar pedales de 2 tornillos de doble cara que son aún más fáciles de enganchar. Los sistemas de 2 tornillos se utilizan para todo: desplazamientos urbanos, ciclismo de montaña, cicloturismo, gravel y ciclocross.

Ver cómo colocar las zapatillas en los automáticos

Sistema de 3 tornillos

Las zapatillas de carretera de 3 tornillos incorporan calas que sobresalen de la suela, siendo más incómodas para caminar y, al ser de plástico, deben cambiarse con mayor frecuencia. Sin embargo, la plataforma de la cala es más ancha, lo cual permite una mejor transferencia de potencia y una mejor distribución de la presión en la planta del pie. Normalmente, los sistemas de 3 tornillos se utilizan para el ciclismo de carretera y para competiciones.

Ver cómo colocar las zapatillas en los automáticos

Consejos para empezar a usar el sistema de pedales automáticos

Aprender a utilizar zapatillas y pedales automáticos requiere práctica y es normal estar un poco nervioso al respecto. A la mayoría de las personas les preocupa sufrir una caída bochornosa. Pero, si preguntas por ahí, todo el mundo ha sufrido alguna caída de este tipo, incluso los profesionales. La mayoría de las caídas ocurren cuando vas despacio, en el momento de detenerse. Te ofrecemos algunos consejos para disfrutar de las ventajas de los pedales automáticos. Y cuando te caigas, recuerda que no hay necesidad de sentirse avergonzado, ¡nos sucede a todos!

• Solicita al vendedor que te enseñe a utilizar las zapatillas y los pedales en una bicicleta estática en la tienda.
• Practica enganchando y liberando las zapatillas en el campo o en un parque para, si te caes, aterrices en blando.
• Libera la zapatilla antes de detenerte y simplemente mantén el pie apoyado en el pedal. Esto reduce la probabilidad de no poder desenganchar el pedal, ya que es más difícil mantener el equilibrio cuando vas más lento.
• ¡Recuerda que es importante girar el pie! La mayoría de las configuraciones de zapatillas y pedales automáticos no permiten liberar el pie del pedal como lo harías con los pedales de plataforma.
• No te preocupes si tienes problemas para enganchar las zapatillas al empezar a pedalear de nuevo. Espera hasta alcanzar una velocidad que te permita mantener el equilibrio cómodamente y, a continuación, mientras vas en movimiento, engancha el pie que te queda por acoplar.

¿Cómo se ajusta la tensión de los pedales?

La flotabilidad es el grado de libertad de movimiento lateral que ofrecen las calas una vez se enganchan a los pedales automáticos. Normalmente, es bueno tener cierto grado de flotabilidad. Ayuda a reducir las posibles lesiones de rodilla, ya que el pie se mueve de una forma natural en cada golpe de pedal sin quedar bloqueado en una posición. Esto puede compensar los pequeños desajustes a la hora de alinear las calas y los pedales.

La flotabilidad se calcula en grados y los fabricantes a menudo codifican sus calas por colores, en función del nivel de flotabilidad que ofrecen. La mayoría de las calas de carretera tienen flotabilidad, aunque algunas calas de montaña también. La mayoría de los ciclistas prefieren una flotabilidad de entre 4 y 9 grados, aunque algunos prefieren pedalear de forma fija, con cero grados de flotabilidad y sin movimiento lateral, ya que proporciona una mayor transferencia de potencia.

¿Cómo se ajusta la tensión de los pedales?

La tensión del pedal dificulta o facilita que puedas enganchar o liberar las zapatillas de los pedales. Es posible ajustar la tensión usando tornillos especiales que normalmente encontramos en la parte inferior del pedal. Los pedales con poca tensión son ideales para los ciclistas que se acaban de pasar a los pedales automáticos, ya que resulta más fácil liberar el pie. Sin embargo, si la tensión es excesivamente baja, los pies se pueden soltar de los pedales accidentalmente, lo que impide que disfrutes de las ventajas de usar un sistema de pedales automático.

Artículos relacionados

Zapatillas de ciclismo indoor más vendidas

A dog sitting on the floor of a van with a pair of cycling shoes under the seat next to him.

{{ $t('productCompare.rack') }}

{{ $t('productCompare.startComparison') }}
España / Español
You’re looking at the España / Español Trek Bicycle website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. View your country’s Trek Bicycle website here.