1. Loading...

Recomendaciones para montar en bicicleta

There’s always something new to learn about riding, no matter if you’re a beginner mastering the basics or a pro trying out advanced techniques. And the more you learn, the more capable and confident you’ll feel on every ride. Our YouTube channel has a ton of great how-to videos, especially for those new to cycling:

Ver los vídeos

Cambiar de marchas

Cambia de marcha para adaptarla a la velocidad y al terreno. Debes pedalear siempre que cambies de marcha y utilizar una marcha que te permita pedalear de forma suave y eficiente.

La maneta de cambio derecha permite cambiar de piñón. La maneta grande te permite seleccionar marchas suaves (más largas). La maneta pequeña te permite seleccionar marchas más duras (más cortas).

La maneta izquierda permite cambiar de plato. La maneta grande te permite seleccionar el plato más grande (más duro). La maneta pequeña te permite seleccionar el plato más pequeño (más suave).

Elige la marcha con antelación. No cambies cuando los pedales estén sometidos a alguna carga, como, por ejemplo, al subir una pendiente. Elige la marcha con antelación para así estar preparado para la subida. Si tienes que cambiar de marcha cuando los pedales están sometidos a alguna carga, intenta suavizar la carga mientras cambias.

Encontrar la marcha adecuada

La práctica te permitirá seleccionar la marcha adecuada sin tener que pensar demasiado.

Con el tiempo, encontrarás las marchas que te resulten más cómodas para ti. La marcha y las revoluciones de pedal (rpm) óptimas varían. La mayoría de las personas prefieren una marcha corta para subir, una marcha más larga para bajar y una marcha entre medias para las superficies planas.

Intenta no utilizar una combinación de cadena cruzada: plato grande/piñón grande o plato pequeño/piñón pequeño. La cadena cruzada no es recomendable para la transmisión.

Es una buena idea para los ciclistas principiantes salir a rodar con un ciclista experimentado que esté dispuesto a enseñarle cómo elegir la marcha adecuada.

Frenar y parar

Aprender a frenar correctamente aumentará la seguridad y te permitirá sentirte más confiado en la carretera. Antes de empezar a pedalear, comprueba siempre que los frenos funcionen.

Frenos a contrapedal

Si la bicicleta dispone de freno a contrapedal accionado por los pedales, deberás pedalear hacia atrás para frenar. Para aplicar la mayor fuerza posible, el pedal trasero debe estar por encima de la línea horizontal al frenar.

Posición del pedal para frenar a contrapedal.

Manetas de freno

Al frenar, debes apretar ambos frenos de forma simultánea. Apretar el freno delantero en exceso puede provocar que la rueda trasera se levante del suelo con la consiguiente pérdida de control. Apretar el freno trasero en exceso puede provocar que la bicicleta derrape.

La mayor parte de la potencia de frenada de la bicicleta procede del freno delantero; utilízalo con moderación. El freno trasero puede ayudarte a frenar de forma gradual.

Para evitar que la rueda trasera se levante del suelo al frenar con fuerza, desplaza tu peso hacia atrás en el sillín y mantén una posición baja sobre la bicicleta.

Si tienes que frenar repentinamente, aprieta los frenos con suavidad y de forma uniforme para poder controlar la velocidad.

Al tomar una curva, utiliza los frenos antes de empezar a girar. Frenar de forma brusca durante un giro puede provocar un patinazo, lo que podría conllevar una pérdida de control. Suelta los frenos a la mitad del recorrido del giro para disponer de más estabilidad y tracción positiva.

Frenar continuamente puede provocar la acumulación de calor en la llanta y los componentes del freno, generando un desgaste prematuro. Para evitar sobrecalentar el sistema de frenos, suelta los frenos de vez en cuando para que las superficies puedan enfriarse.

Subir pendientes

La recomendación fundamental para afrontar una subida es seleccionar la marcha adecuada antes de llegar a la pendiente. Cuando domines la selección de marchas, estas técnicas adicionales te permitirán hacerle frente a cualquier subida fácilmente.

En las pendientes pronunciadas, inclínate hacia adelante y dobla los codos. Practica para equilibrar el peso correctamente entre las ruedas delantera y trasera, y prepárate para cambiar de marcha mientras pedaleas.

Subir sentado o de pie sobre los pedales es una cuestión de preferencias. En ocasiones, alternar las dos técnicas resulta útil porque se utilizan grupos de músculos distintos y cambiar de posición permite que los músculos fatigados descansen.

Bajar por una pendiente

Las claves para bajar por una pendiente de forma segura y efectiva son controlar la velocidad, distribuir el peso y controlar la dirección.

La velocidad se controla gracias a la experiencia y a una buena técnica de frenada. Para mantener el peso correctamente equilibrado entre las ruedas en una pendiente pronunciada, desplaza el peso hacia atrás en la bicicleta y permanece en una posición tan baja como sea posible, del mismo modo que si estuvieras frenando.

Mantén las rodillas y los codos doblados para permitir que el cuerpo absorba los baches y los impactos. Evita agarrarte a los frenos.

Controlar la dirección

Solo debes girar a baja velocidad. Girar el manillar a gran velocidad o durante una bajada es peligroso y solo debes hacerlo para contrarrestar un giro y recuperar el control.

Por ejemplo, para girar a la derecha, mueve el pie exterior (izquierdo) hacia la posición de las 6 en punto y mantén el peso en este pedal. A medida que estés girando, empuja hacia adelante (no hacia abajo) con la mano interior (derecha) e inclínate en la dirección del giro.

La rueda delantera y la rueda trasera seguirán caminos distintos. Mueve el manillar de forma que ambas ruedas sigan el camino más adecuado. Permanece relajado durante el giro y mantén el peso centrado en la bicicleta.

Grupo de comparación de productos

Empezar a comparar
España / Español
You’re looking at the España / Español Trek Bicycle website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. View your country’s Trek Bicycle website here.