1. Loading...

El pedigrí de una campeona

Sigue leyendo

Cuando la pasión por el descenso viene de familia, los éxitos vienen solos

En la línea de salida de Leogang, Austria, el número de dorsal de la bicicleta de Rachel Atherton era un gran “1”. Para Rachel, llevar el dorsal número 1 era algo habitual, pero en esta ocasión tenía un significado especial. Había ganado las últimas nueve Copas del Mundo de descenso y ahora tenía la oportunidad de dejar una huella imborrable en la historia del ciclismo de montaña femenino ganando la décima Copa del Mundo de forma consecutiva, superando el duradero récord de Anne Caroline Chausson. Así que aquel día, el dorsal representaba algo más, era el recordatorio de toda una carrera, de todo lo que había hecho para llegar hasta aquí.

Desde la parte de abajo del circuito, ascendían por la montaña hasta la línea de salida el repicar de los cencerros y la animación de los espectadores, lo que incrementaba aún más la presión del momento. Respiró profundamente, quizás intentando calmar los nervios con un verso de la canción de Eminem “The Real Slim Shady” (una de las preferidas de Rachel), mientras visualizaba cada curva y cada salto del trazado.

Comenzó la cuenta atrás, y un instante después, cruzó la línea de salida pedaleando febrilmente directa hacia el primer salto. Según se acercaba a la meta el bullicio iba aumentando gradualmente con el característico clamor de los seguidores unidos todos en un coro de excitación, pues ese momento histórico que ya parecía inevitable estaba cada vez más cerca.

Rachel ganó la carrera, obteniendo así el honor de ser la ciclista que más victorias consecutivas ha logrado en una Copa del Mundo. Además de lograr un total de 30 victorias en la Copa del Mundo y de poseer cuatro títulos en la clasificación general, Rachel consiguió unas semanas después, su undécima victoria consecutiva en Lenzerheide, Suiza, consolidando aún más su reputación como fuerza imparable en el mundo de las carreras de descenso.

Los hay que dirán que estaba destinada a ser grande. Procedente de una familia que vive las competiciones de descenso, Rachel creció en las carreras. Su trayectoria a lo más alto empezó en el asiento de atrás del coche de su padre, cuando todos apretados acudían a las carreras de sus hermanos. Pero Rachel no es de las que se queda mirando desde la barrera, así que no pasó mucho tiempo antes de que ella misma empezara a participar en las carreras.

A la edad de ocho años, cuando la mayor parte de los niños creen que saltar de un columpio les convierte en algo así como en pupilos de Evel Knievil, Rachel ya estaba compitiendo en BMX. Se inició en el ciclismo de montaña a los once, y participó en una Copa del Mundo antes de cumplir los 20 años, siendo la primera mujer británica en ganar un Campeonato del Mundo de descenso.

Hoy en día, los Atherton son cariñosamente conocidos (y también con gran acierto), como la “primera familia del descenso”. Rachel forma parte, junto con sus hermanos Dan y Gee, del equipo Trek Factory Racing de descenso. Su impacto en este deporte ha sido enorme siendo piezas fundamentales del mismo durante más de una década. El ascenso de Rachel a lo más alto siempre ha sido un asunto de familia, y sus hermanos han sido sus socios y compañeros de entrenamiento a lo largo de todos los altibajos de su historiada carrera. De hecho, desconocemos algunos momentos críticos de su trayectoria, eclipsados por sus numerosos éxitos ininterrumpidos y sus regímenes de entrenamientos estructurados. Un caluroso día de enero en California, tras vencer en la general de la Copa del Mundo de 2008, Rachel y el clan salieron a hacer una tirada en carretera que casi lo cambia todo.

Mientras disfrutaba de las sinuosas carreteras de la costa con su primera bicicleta de carretera de carbono, escuchando AC/DC a todo volumen mientras tomaba las curvas, Rachel se quedó estupefacta cuando una camioneta apareció justo delante de ella. Incapaz de evitar el golpe, la camioneta impactó de frente lanzándola por los aires hasta chocar con el parabrisas. Gee recuerda que creía que Rachel había muerto cuando se acercó al lugar el accidente y se la encontró tumbada en el suelo frente a un vehículo enorme con el parabrisas destrozado.

Rachel tuvo suerte. Inmediatamente después del impacto estaba consciente y respirando, y Dan y Gee rápidamente llevaron ayuda al lugar de la escena. Aunque tuvo suerte de no tener lesiones de gravedad, tenía el hombro seriamente dislocado, una lesión problemática para una deportista de descenso que ya se había sometido a una cirugía en esa zona. Durante un tiempo, sus seguidores y sus rivales se preguntaron si la imparable británica podría recuperarse totalmente y volver a lo más alto del podio en una disciplina tan exigente físicamente.

Rachel se tuvo que someter a siete operaciones en el hombro, perdiéndose toda la temporada de 2009. Si bien muchos otros jóvenes deportistas se habrían desanimado tras una desgracia como esa, incluso a sus 21, los largos años de preparación habían hecho de Rachel una ciclista centrada y disciplinada. Aunque necesitó bastante tiempo para recuperar la fuerza, Rachel siempre supo cómo ganar y entrenar para estar al nivel más alto de competición. Intensos entrenamientos físicos en el gimnasio y salidas en bici específicas para perfeccionar sus habilidades técnicas, le sirvieron para recuperar su fuerza que la llevaron de nuevo directamente a lo más alto del podio.

De vuelta a las trincheras para la Copa del Mundo de 2010, Rachel mostró lo mejor versión de sí misma con una victoria en la primera vuelta de las laderas de Maribor. Siguió ascendiendo a lo más alto ganando la general en 2012 y 2013. Su impresionante doble victoria con Gee en Fort William, Escocia, en 2013 habría sido un broche de oro espectacular para este regreso épico, pero ella aún no había acabado. 2014 fue también un año importante para Rachel a pesar de una enfermedad febril que le afectó a lo largo de toda la temporada. Muchos ciclistas ya habrían quedado satisfechos con lo que había conseguido ese año (el Campeonato Nacional del Reino Unido, dos victorias en la Copa del Mundo, y segunda por muy poco en el Campeonato del Mundo), pero Rachel se había propuesto volver a lo más alto en 2015.

Y así lo hizo de una manera dramática, empezando con una serie de victorias en la Copa del Mundo que ha continuado hasta hoy. La pregunta ahora es muy sencilla: ¿cuándo ganará alguien a Rachel de nuevo? ¿Qué puede detener su aparentemente inagotable impulso?

Igual que inspira verla en los circuitos, su conducta fuera de ellos es lo que la diferencia de los demás, siendo un ejemplo para las chicas jóvenes y sus rivales. Conocida por su sonrisa constante, su conversación amena, y su positividad para todo, la naturaleza abierta y sociable de Rachel es el principal motivo por el que sus seguidores la adoran y a sus rivales les gusta competir con ella semana tras semana.

Incluso su ritual previo a la carrera demuestra su personalidad afable y su sentido del humor. Siempre se echa una siesta el día de la carrera, y como combustible elige algo poco frecuente, huevos duros. Esta dieta nutricional tan poco ortodoxa puede tener algo que ver con otra de sus costumbres que consiste en vaciar por completo su estómago antes de todas y cada una de las carreras. (Nota del editor: quizá no debemos seguir su ejemplo en todo…).

En pocas palabras, no hay nadie como ella, y pocos han contribuido tanto al ciclismo de montaña como ella. Su historia pone de manifiesto la importancia de la perseverancia, el poder de la familia, y el encanto de ser capaz de divertirse y no tomarse la vida demasiado en serio. Aunque es posible que nadie alcance el nivel de Rachel en el deporte, todos podemos aspirar a adoptar algo de su mentalidad positiva. La línea entre un fiero competidor y un increíble ser humano no tiene por qué ser tan gruesa. Si necesitas pruebas, sigue los pasos de Rachel y los Atherton. No tiene pinta de que la primera familia del descenso vaya a bajar de las alturas pronto.

Grupo de comparación de productos

Empezar a comparar
España / Español
You’re looking at the España / Español Trek Bicycle website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. View your country’s Trek Bicycle website here.