1. Loading...

Nuevos objetivos

A medio camino de la serpenteante costa occidental del continente sudamericano se encuentra Santiago, la capital de Chile, una ciudad llena de color y vibrantes mercados. Más allá de la capital, se asoman majestuosas las montañas de los Andes que acunan la ciudad en una bruma pálida. Aquí, el paisaje es indómito, despiadado y descarnado. En otras palabras, se trata de un lugar ideal para disfrutar de los senderos y terrenos inhóspitos perfectos para poner a prueba a todo ese grupo de corredores que ha llegado a Chile para competir por los peligrosos senderos de la carrera de cinco días llamada Andes Pacífico.

Después de salir de la capital para entrenar y subir 2100 pies en la primera hora, tenemos la sensación de que apenas hemos salido de la ciudad. A pesar del sudor que recorre nuestras frentes, podemos escuchar el claxon de los vehículos y los ladridos de los perros que quedan a nuestros pies. Mientras nos tomamos un descanso y contemplamos Santiago, nos damos cuenta del desafío que nos espera durante los próximos días. Después de una cómoda y merecida travesía por las laderas de la ciudad, nos paramos a comer algo y tomar unas cervezas. Una vez sentados en la mesa, nadie se atreve a expresar lo que todos estamos pensando: va a ser una aventura memorable.

Bienvenidos a Chile

El valle desprende un tono dorado que emana de las montañas colindantes. Mientras degustamos una cerveza bien fría y nos relajamos al estilo chileno, junto a nuestros compañeros y futuros amigos, pensamos en todo lo que se nos avecina, con los pies metidos en los riachuelos que fluyen entre nosotros y el campamento.

La Andes Pacífico no es una carrera más en el calendario. Aquí se trata de explorar, no de mirar al cronómetro, compartiendo el espíritu de la competición en altura, con caídas y victorias incluidas, senderos repletos de cactus, descensos polvorientos y curvas aterradoras. La Andes Pacífico es una verdadera aventura en todos los sentidos.

Conozcamos el "anti-grip"

Existe una línea muy delgada entre la tracción de un gran neumático y la sensación de incertidumbre que se describe como "anti-grip". Solo los mejores corredores son capaces de equilibrar ambos factores. Conocen perfectamente los límites. No montan cerca de los límites; montan sobre ellos. En Bontrager, buscamos encontrar esta delgada línea. La examinamos desde todos los ángulos y la analizamos y probamos en la vida real, en los escenarios reales más duros, para fabricar los mejores productos.

El paisaje chileno resulta ideal para analizar esta delgada línea. Hay momentos que son un caos absoluto, momentos que los ciclistas describen como “rodar por encima del hielo” pero, a la larga, y después de una subida especialmente exigente o después de recorrer una sección de gran dificultad técnica, nos dimos cuenta que no había para tanto. De ahí la famosa expresión "anti-grip". Se trata de poner a prueba nuestra sensación de seguridad, como un cebo de lo más apetecible. Y se trata de estar preparado cuando se presente la ocasión. Si parpadeas un solo instante te encontrarás rodeado de cactus e intentando sobrevivir. En terrenos como estos, la concentración es lo más importante.

La solución: lo último en bicicletas de enduro

La Remedy 27.5 ó 29 es ideal para afrontar cualquier tipo de terreno.

Las personas

Nos perseguimos los unos a los otros, mientras nos acercamos a la meta y se pone el sol en Chile. Nos hospedamos a 2.600 metros por encima del nivel del mar. Nuestro alojamiento no tiene ni techos, ni paredes, ni agua. Solo hay sitio para los compañeros y para unas vistas infinitas.

Desde la distancia, Santiago anochece bajo una luz de color ámbar. Por encima de nosotros, la luna y las estrellas iluminan el firmamento. Se trata de la mejor forma de concluir nuestro viaje por Chile. El paisaje es fascinante, el clima impredecible, y la salida en bici excepcional. A pesar de todo, siguen siendo las personas las que consiguen que estas carreras resistan el paso del tiempo.

La Andes Pacífico reunió a 70 corredores de todos los rincones del planeta para disfrutar de los impresionantes paisajes de Chile. A fin de cuentas, todos somos amigos porque compartimos nuestra afición por el ciclismo y la aventura. No es la única carrera de este tipo, pero el ambiente contribuye a fomentar la camaradería, algo que no suele ser frecuente en otras competiciones. Al final, y después de brindar con cervezas, nos sentimos agradecidos por haber podido compartir una aventura tan extraordinaria.

Sube al helicóptero

El motor ruge, enviando una ola de vibraciones por toda la cabina. Con nuestras piernas firmemente sujetas nos preparamos mientras el piloto se pone en contacto con la torre de control. Tres, dos, uno. Despegamos. Para nuestro piloto es un día cualquiera. Para nosotros es un día inolvidable. El helicóptero asciende y asciende hacia la cumbre del Cerro de Ramón, a 3.500 metros de altura. Debajo, los picos y salientes surcan el nítido cielo azul. En el momento de aterrizar, y mientras descargamos nuestras bicicletas, nos quedamos asombrados con lo que se nos avecina: un descenso de 2.200 metros por las laderas de los Andes con un día soleado. La mejor forma de poner fin a nuestra aventura.

Grupo de comparación de productos

Empezar a comparar
España / Español
You’re looking at the España / Español Trek Bicycle website. Don’t worry. We’ve all taken a wrong turn before. View your country’s Trek Bicycle website here.