Rapha Prestige Parte II: Apunta alto, cava profundo

Señalando lo obvio

Diez millas en el Rapha Women's Prestige, justo sobre el puente Golden Gate, el paseo se pone difícil: una carrera de 10 millas cuesta arriba al Mt Tamalpais, los últimos cuatro sobre camino de gravilla de fuego, con 2,572 pies (784 metros) cuesta arriba. Sentimos cada pulgada. Nuestra recompensa: vistas espectaculares de la costa ahí abajo, y la satisfacción de haber recortado cerca de un cuarto del día cuesta arriba.

Después de Mt Tam (donde, por cierto, un loco llamado Gary Fisher comenzó a bajar en caminos polvosos en la bicicleta allá por los 70's, haciendo del Mt Tam el lugar de nacimiento no oficial de la bici de montaña), el camino se niveló un poco. Nada más que escenarios sorprendentes y un horrible viento en contra en las siguientes 20 millas (32 km).

En la milla 40 (km 64), aprendimos que perdemos el tiempo de cierre. Sabíamos que esto podría pasar, después de un valioso corto periodo de entrenamiento en el invierno. Aún así, eso nos dolió. Nos fue dada una nueva ruta, 20 millas más corta. ¿Debíamos aceptarla y tomar un DNF (No completado)? O ¿debíamos hacer la ruta completa, aún si terminábamos en la oscuridad? Todos queríamos correr la carrera completa... pero pensándolo más a fondo un par de nosotros no iban a ser capaces de recorrer la distancia completa. ¿Arriesgar a dejar parte del equipo atrás? De ninguna manera. Tomamos la ruta más corta y cruzamos la línea de meta juntos, los resultados de la carrera no importaban.

Las millas de 40 a la 80 fueron un escenario borroso, asoleado y doloroso. El en pueblo de Fairfax, nos topamos con otra decisión con respecto a la ruta. ¿Optar por rodar 20 millas suaves de vuelta a Rapha, como lo hicieron muchos equipos? ¿O ir por una escalada triunfante y dolorosa conocida amablemente por los ciclistas como las Siete P*tas? Mhh, bien: dolor y triunfo.

Algunas de esas gradas finales eran tan empinadas que dar un pedaleo completo era casi imposible. Nos acalambramos. Lloramos. Nos alentábamos el uno al otro. ¡Y lo logramos! Disfrutamos de la vista desde la cima, después nos dirigimos de vuelta al club ciclista para ser recibidos con aplausos y abrazos, cerveza y salchichas. Bálsamo para el espíritu de Wisconsin, y un final genial para un paseo que nunca olvidaremos.

¡Gracias Rapha!


Estamos inspirados por los grandes atletas que usan bicicletas Trek, desde campeones mundiales hasta guerreros de fin de semana. Nos recuerdan soñar en grande, y nos motivan a dar lo mejor de nosotros.


Comparte historia

Empezamos la historia de las damas de Trek en el Rapha Prestige a diez millas del inicio, dirigiéndonos hacia el Mt Tam y hacia el difícil y accidentado camino desconocido.


O utiliza este enlace:
http://www.trekbikes.com/mx/es/stories/2013/04/raphaprestigepart2

Bicis (0)

Elige hasta tres modelos de bicis para compararlos.



アンケート調査へのご協力

およそ10分間のアンケートに答えていただくことで、1万円相当のボントレガー商品を抽選でプレゼント致します。