Trek: 9 ideas para animar a los más pequeños a montar en bici

16/07/2012

Cambiar el tamaño de fuente:-+

Dales ejemplo. Todos sabemos que los niños son como esponjas, absorben mucha más información de la que nos imaginamos. Háblales de lo mucho que te gusta montar en bici con ellos, cuéntales historias y anécdotas de tus aventuras en bici durante tu infancia. Muéstrales una sonrisa cada vez que sales por la puerta para dar un paseo en bici o para afrontar un triatlón.

Enséñales a una edad temprana. La mayoría de los niños empiezan usando bicis sin pedales con las que se impulsan de un lugar a otro. Luego pasan a las bicis pequeñas con pedales. No olvides utilizar un casco, uno que se ajuste bien, para evitar que se hagan daño en sus primeras caídas.

Anímales, pero sin presionarles. Si ves que el niño es reticente a montar en bici o le da miedo, aparca la bici en el garaje durante un tiempo. No debes forzarle a coger la bici porque puedes conseguir el efecto contrario y sería una pena que el niño le cogiera manía a algo tan divertido como montar en bici.

Monta por parques, zonas de recreo y campo abierto. Estos lugares son ideales para que los ciclistas más novatos practiquen sin tener que estar demasiado pendientes de los coches, de frenar, de tomar curvas o de rasparse las rodillas.

Enséñales las normas de circulación. Asegúrate de que aprenden a circular por la acera o por el arcén. Enséñales que deben ir siempre cerca del bordillo, y respetar las señales de tráfico. Diles que en caso de duda, dejen pasar al coche. En algunos sitios se imparten cursillos de seguridad vial para circular en bici.

Rutas cortas y despacito. Intenta que los recorridos sean cortos, 500 ó 800 metros como mucho, y que el destino tenga algún atractivo para ellos: columpios, balancines, etc. Si las distancias son cortas, hay menos posibilidades de que los niños se quejen o se desanimen.

Ve por calles poco transitadas en horas tranquilas. Montar en bici con niños puede resultar muy estresante, ya que tienes que estar pendiente de los coches, los peatones, de que no se queden atrás… así que lo mejor es que transites por calles con poca afluencia de gente y vehículos.

Cómprale accesorios. A los niños les encanta tocar el timbre y además lo pueden usar para avisar a otros ciclistas de que deben dejarles paso. Los banderines sirven para que los otros ciclistas les vean.

¡A disfrutar de la bici! Descubre las bicis de niño Trek en www.trekbikes.com