Montaña: Willow Koerber se cuelga otra medalla subida a una 29er

08/09/2010

Cambiar el tamaño de fuente:-+

La americana Willow Koerber consiguió la medalla de bronce en la categoría XC femenina en los campeonatos del mundo 2010 celebrados en Mont Sainte Anne, Canadá. La corredora del equipo Subaru-Trek compitió a bordo de su rígida Superfly Elite 29er, con la que ha participado en todas las competiciones de la temporada, y gracias a la cual logró un puesto en el podio.  
 
Koerber mantuvo una intensa pelea con Maja Wloszczowska (PLD), Catharine Pendrel (CAN) e Irina Klentieva (RUS). Aunque las cuatro corredoras se habían esforzado mucho a lo de toda la temporada, finalmente fue el resbaladizo y técnico circuito de Mont Saint Anne el que decidió el título. 
 
En la última vuelta, Wloszczowska abrió una brecha con respecto al resto de corredoras que le sirvió para colocarse en una buena posición, adjudicándose la carrera. Koerber se empleó a fondo defendiendo la segunda plaza con solidez, pero tuvo la mala suerte de caerse al engancharse un pedal en la valla mientras rodaba sobre un tramo rocoso y resbaladizo. Entonces Pendrel aprovechó para pasarla en el descenso y Klentieva también se puso por delante en la subida. En ccuestión de segundos Willow pasó de tener asegurada la medalla de plata a quedarse sin podio.  Willow añadió, “La caída en la última vuelta fue un duro revés, pero tenía una gran motivación y quería ir a por la medalla.”
 
Cuando apenas quedaban 200 metros para la línea de meta, Willow se reagrupó y logró el tercer puesto al adelantar a Pendrel. “He rodado a tope con la idea de llevarme la medalla. He luchado hasta el final y en el último momento he conseguido llevarme el bronce.”
 
Este metal de bronce en los campeonatos del mundo es la culminación a una temporada llena de éxitos para Koerber, que ha finalizado segunda en la clasificación general de la copa del mundo. A lo largo de la temporada 2010 la corredora americana, que apenas alcanza los 1,55 m de altura, ha rodado con su rígida Superfly Elite 29er, demostrando que las ruedas de 29” son una ventaja para todos los ciclistas independientemente de su estatura.
 
Además, cabe destacar que su compañera del equipo Subaru-Trek Heather Irmiger fue la segunda americana en los campeonatos del mundo al cruzar la línea de meta en 6º posición. Ha sido su mejor resultado internacional hasta la fecha. Heather también corrió con una 29er Superfly Elite para aprovechar sus ventajas en el circuito técnico de Mont Sainte Anne.